Historia del Azúcar

Antes de existir el azúcar tal como conocemos hoy, las dos únicas fuentes de sabor dulce en el mundo era la miel y la caña de azúcar. Según informaciones recientes, se admite que la caña de azúcar es oriunda de Nueva Guinea, donde era cultivada como planta silvestre y ornamental, La caña de Azúcar, empezó a aparecer en varios terrirtorios del sur del Océano Pacifico, como Indochina, el Archipiélago de Malasia y en Bengala, siendo cierto su aparición como planta productora de azúcar en la India Tropical.

La Caña es cultivada desde la antigüedad. Los persas según la literatura, aparecen como los pioneros en el desarrollo de técnicas de producción de azúcar en forma de cristal, tal como es conocida actualmente. Ellos obtuvieron, durante muchos siglos, los cristales de Sacarosa, con una tecnología simple, que consistía en un drenaje de la miel.

Los Secretos de producción del azúcar se desparramaban poco a poco, por toda la región de Oriente Medio. Los árabes y los egipcios aprenderieron de los persas a producir el azúcar sólido y fue de esta forma que , sobre los siglos X y XI, se establecieran verdaderas rutas del Azúcar, con caravanas que hacían los transportes entre los países asiáticos y africanos.

En los Siglos XII y XIII, los chinos juntamente con los árabes, fueron los responsables de la expansión de la  industria del azúcar en las regiones bañadas por el Mar Mediterráneo y por el Océano Indico. Hubo tentativas de  introducir la cultura de la caña de azúcar en Grecia, en Italia y en algunas regiones da Francia. Aunque el cultivo no obtuvo los éxitos esperados, debido a que el clima no era el más propicio, permaneciendo los orientales como los mayores  proveedores de Azúcar del Mundo Occidental.

Eran los mercaderes venecianos los principales intermediarios de este comercio: en Alejandría  compraban el Azúcar proveniente de la India, haciendola llegar luego, hasta el resto de Europa.

Durante cientos de años, el azúcar fue considerado una especie extremadamente rara y valiosa. Solo en los Palacios Reales y en casas nobles era posible consumir azúcar, siendo vendido en Farmacias. El azúcar tenía precios altísimos, siendo sólo accesible a los más poderosos.

Con el descubrimiento de América, el azúcar producido por la rápida introducción de la caña de azúcar en este nuevo continente, en condiciones ventajosas, hizo que pasasé a ser una mercancía accesible a todas las camadas sociales.